AddThis

Bookmark and Share

BIENVENIDA

Si eres una persona imaginativa, creativa y buscas un buen sitio donde dar a conocer tus creaciones, este es tu blog. Aquí no juzgamos, solo damos a conocer tu potencial y te ayudamos en lo posible a que la comunidad internet te conozca. Esta es tu casa para expresarte libremente, hacer amistades, poder hablar de lo que te gusta con gente receptiva y abierta. Comparte tus sueños y se libre.

SEBASTIAN VELA

Suscribirte al podcast en

miércoles, 24 de julio de 2013

PROMETHEUS de Ridley Scott - Análisis


Jamás entenderé porqué algunas películas se llevan miles de laureles que cuando las ves te preguntas que tienen de especial por encima de las demás...y otras se llevan tantas hostias que hasta te planteas el no perder tu dinero en su entrada o en su compra (DVD, Blu-Ray etc.)...pero luego las ves, y te preguntas si es que eres un alienígena por parecer ser de los pocos en disfrutar el espectáculo y, lo que es más, la complejidad de su trasfondo, en el cual n se perciben respuestas, sino preguntas y metas estimulantes. Pues si soy un alienígena por haber disfrutado a mas no poder de Prometheus, que así sea, pues la propuesta va de eso: de alienígenas.

Creo que, a estas alturas, presentar "Alien, el octavo pasajero" a sus mercedes, es del todo inútil. Creo que la mayoría de las personas que fueron a ver "Prometheus" se esperaban algo más convencional y más cercano al universo descrito por el mismo cineasta, tres décadas atrás...y el caso es que se trata de una de las mejores propuestas que he visto en la corta historia de las precuelas.

La trampa de las precuelas (películas realizadas a posteriori de una obra, pero cuya historia se desarrolla antes cronológicamente) es que generalmente quieren parecerse a la obra original para ser asociadas visualmente a su modelo (película previa que generalmente tuvo mucho éxito) y así atraer en masa al público sobre la idea de revivir las emociones de la película que tanto gustó...pero siendo técnicamente mejor que su antecesora para generar expectación en aquellos que no conocen la original y no irán al cine a ver una película, cuyos efectos visuales saben a desfasado.. 

Es a mi parecer, un tremendo error a largo plazo: No hay decepción rotunda pero pocas probabilidades de disfrutar del todo si es para volver a ver un universo que ya conocemos (por lo que nada nos decepcionará pero tampoco nos impresionará). Fácil de digerir, fácil de olvidar.
Y es que se tiende, últimamente, en premascar lo interesante al espectador y a complicar lo que a nadie le importa. De ahí guiones interminables con diez mil giros argumentales y el tan ansiado final sorprendente o abierto que, en la mayoría de los casos, parece la excusa perfecta del guionista con pretensiones que, tan alucinado con sus propios giros narrativos y la supuesta complejidad de su historia, no sabe encontrarle una conclusión mínimamente coherente y, por la misma, satisfactoria.



Yo soy defensor de que las precuelas sean lo mas alejadas posibles de las películas exitosas sobre las que se basan. Aquí se aplica la filosofía contraria a la secuela, en la que se opta por la facilidad de la continuidad narrativa aportando elementos nuevos que completan el universo de la primera propuesta.

Más bien, veo las precuelas cómo otro mundo cinematográfico, en el que ya no importa completar nada, sino explicar el "cómo". Y eso, amigos míos, es muy complicado. Primero, porqué no creo yo que Ronald Shusett y Dan O'Bannon tuvieran en mente el origen de su universo visual y argumental, tal y cómo lo plasma Scott en "Prometheus". Más bien creo que "Alien, el octavo pasajero" era todo el universo que ellos habían imaginado para la película (si con imaginar la criatura, en aquella época, ya era trabajo de locos). Luego, la película (en éste caso se ve que la primera de una serie de dos o tres partes) debe encajar perfectamente en ritmo, tiempo y lógica narrativa con su modelo para que, vistas las películas en orden cronológico (que no en orden de estreno), todo encaje perfectamente, lo cual no deja mucho espacio narrativo con el que jugar. También hay que crear un universo conceptual que sea lo suficientemente alejado de la película original para despertar interés, pero lo suficientemente cercano para que, conforme se vaya desarrollando la trama,  su coherencia con lo visto en la obra original no resulte chocante o anacrónico (véase el estrepitoso desastre en éste aspecto en la trilogía precuela de Star Wars).

Creo sinceramente que Ridley Scott ha logrado con creces cumplir con la apuesta. "Prometheus" se plantea desde el principio cómo el comienzo de una saga, cuyo argumento sorprende y va mucho más allá de la trivialidad conceptual de sus anteriores propuestas que son las secuelas alejadas del título que nos ocupa. Aquí no se trata de asustar a la galería con bichos horribles cazando humanos uno por uno, y aunque agradeceré siempre la simplicidad del guión de "Alien", no dudo de que aquí el reto es mayor. Lo que aquí asusta es el porqué de la bestia, es descubrir de donde podríamos venir y porqué los dioses podrían odiarnos. Preguntas mayores a las cuales "Prometheus" contesta por enigmas y, cómo es lógico a la espera de las continuaciones, de forma incompleta.



Me gusta todo en ésta nueva incursión de Ridley Scott en la ciencia ficción. Me gusta la madurez con la que ordena los múltiples aspectos de un universo que dejó treinta años atrás, la coherencia y la solidez de su hilo argumental y la energía con la que carga la película a pesar de su deber de dar explicaciones al público. Me gusta que "Prometheus", más que placentera, sea interesante y plantee tantas preguntas cómo da respuestas. Me gustan esos actores que aportan caras nuevas pero ofrecen la misma solidez interpretativa y mantienen el mismo espíritu que los personajes de la película original. Me gusta esa sensación, a todo lo largo del visionado de ésta cinta, de coherencia, solidez y naturalidad. Las piezas encajan con facilidad, pero sin desvelar nada antes de tiempo a aquel extraño que se haya iniciado con "Prometheus" al "universo Alien". Me gusta que la película empiece y acabe cómo el primer capítulo de una saga, no cómo un spin-off, que es lo que muchas veces son las precuelas, apéndices de las "obras originales" (¿quien no se refiere a los episodios IV, V y VI de Star Wars cómo la "trilogía clásica" o la "trilogía original"?). 

Está claro que las comparaciones son inevitables, por mucho que alejes el mundo de una precuela al de su "obra original". Aún así, debo admitir que a los pocos minutos de empezar a ver "Prometheus", ya estaba en otro mundo, uno que desconocía por completo, en el que me invitan a descubrir, a la par de los protagonistas, los orígenes de la humanidad...y las respuestas no son las esperadas. Sólo fue llegando al final cuando empecé a reconocer elementos muy familiares. Así es cómo debería ser, y no ver cómo Anakyn Skywalker se convierte en Darth Vader en veinte minutos de película por dilemas adolescentes.



Prometheus no hizo gracia en su estreno...tampoco hizo gracia Blade Runner (del mismo Ridley Scott, de hecho) cuando se estrenó. Hoy Blade Runner es obra de culto para cualquier amante del cine que aprecie mínimamente la ciencia -ficción, en la misma línea que "2001" de Stanley Kubrik o "Alien" (también del mismo Ridley Scott, fíjate tú!). Tal vez esta película necesite verse dos o tres veces para enganchar, cómo "Blade Runner" o "2001". Películas complejas en su momento, adelantadas a su tiempo, con un ritmo y un argumento inesperado pero, a día de hoy, ¡tan resistentes al paso del tiempo!

Así debería de ser el cine, sorpresivo, arriesgado, imaginativo y rompedor. No en lo que se ha convertido a día de hoy: un espectáculo aburrido, previsible, conservador y repetitivo.


sábado, 19 de noviembre de 2011

¡Nos mudamos!

Para los que no estén muy puestos en el tema de la grabación de podcasts, debéis saber que DS ha estado alojado hasta ahora en los servidores de la página www.blip.tv que es un portal de alojamiento para video y audio...pero dentro de poco pasará a especializarse en video. DS no es un videoblog, por lo que blip.tv pronto no nos podrá alojar.

Por ese motivo, totalmente independiente a mi voluntad, votan tener que mudar el feed (fuente de audio) del podcast a www.archive.org. No debería de ser el caso (en teoría el oyente no debería ni notarlo) pero puede que dicho movimiento ocasione complicaciones. Por lo que, si en las próximas semanas, notáis movimientos raros en vuestras suscripciones, no os alarméis ni os deis de baja. Solo serian pequeños percances que se solucionarían pronto.

Os mantendré informados, en todo caso.

jueves, 20 de octubre de 2011

DS: Edición especial- Pensar diferente




DULCES SUEÑOS
El podcast de la libre creatividad

DS - Edición Especial

PENSAR DIFERENTE

Adaptación en audio de un post que escribí el día 6 de octubre de 2011 tras el fallecimiento de Steve Jobs.

Éste audio es mi tributo muy personal a la memoria de una persona que no conocí, pero que consiguió hacerme replantear mi propia vida en base a una filosofía única, sencilla, aunque muy incomprendida: sé tú mismo, aprovecha la vida a cada segundo, sé una persona completa haciendo lo que tú consideras correcto. En resumen: Piensa diferente.

Dedico éste Dulces Sueños muy especial a la memoria de una buena persona o de una mala persona, pero de una auténtica persona, a fin de cuentas. 

Lo que aportas en vida, si es único, no muere nunca.

A la memoria de Steve Jobs.


Participaciones musicales:

- Dulces Sueños Jingles (Sebastian Vela, 2009)
- Paradise Lost (Dulces Sueños podcast original soundtrack) (Sebastian Vela, "Emerald Heavens", 2010)
- Creo en tí (Epic Soul Factory, "Epic Soul Factory - Volume One", 2011)
- L'ultimo Saluto (Walter Mazzaccaro, "E' tornato il sole", 2011)
- E' tornato il sole (Walter Mazzaccaro, "E' tornato il sole", 2011)

La totalidad del contenido musical de Sebastian Vela, Epic Soul Factory y Walter Mazzaccaro en éste audio está protegido por derechos de autor bajo licencia Creative Commons 3.0 y sujeto a la normativa de protección de la propiedad artística. El uso público de dicha obra está autorizado bajo obligación de mencionar el título de la obra y su autor en los mismos términos que en el audio original. El no cumplimiento de las mencionadas condiciones puede ser considerado delito contra la propiedad intelectual y ser sancionado por ley.


©© 2011, Sebastian Vela, some rights reserved in terms of Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

jueves, 6 de octubre de 2011

Pensar diferente...o el sentido de la vida según Steve Jobs

La salud es lo mas importante.

Así acostumbramos a ver nuestro orden de prioridades, preponiendo la supervivencia física e inmediata a cualquier otra expectativa en vida.

Sin embargo, algunos pensamos diferente.

Disfrutar del día a día con placeres sencillos y aceptar con resignación el paso del tiempo sin luchar, dóciles y cumplidores de lo esperado por todos. Así nos educan.

Sin embargo, nuevamente, algunos pensamos diferente.

No ver mas allá de las posibilidades de uno, contentarse con seguir los pasos marcados por nuestros predecesores como la única vía posible, enmarcarse en lo reconocido como factible y evitar delirar sobre lo que todos ven como "un sueño", una "locura", un camino en el que "malgastar potencial", son las normas de una vida cómoda, unánimemente reconocida como aconsejable y socialmente tranquilizadora.

Sin embargo, definitivamente, algunos pensamos diferente.

Pensamos diferente porque la inspiración no entiende de limites, no entiende de sentido común ni de normas preestablecidas. La inspiración lleva a la superación personal, a derribar barreras consideradas por los "razonables" como infranqueables, lleva a desafiar la debilidad de nuestras mentes adormecidas y domesticadas, dándonos ese atisbo de insensatez que necesitamos para entrever brevemente el sentido de la vida, que es todo menos terrenal, que es, en definitiva, todo lo que nos queda al final.

La salud no es lo mas importante.

Algunos cambiaríamos una larga vida vacía de sentido por una corta pero intensa aventura personal. Algunos preferiríamos "malgastar" lo que nos quedara de fuerzas en hacer realidad nuestros sueños antes que mirar hacia atrás y ver que no hemos dejado nada que mereciera ser recordado. ¡Y si! Algunos haríamos lo imposible para ser reconocidos y recordados como artefactos de esos pequeños hallazgos que bastan para cambiar el mundo.
¿Es eso lo que todos llaman "prepotencia"? Seguramente. Pero todos llevamos ese deseo dentro y es la única forma de sobrevivir a tu propia muerte. El único camino real y absoluto hacia la inmortalidad.

La vida eterna no está en el cielo, ni es un paraíso, pero está dentro de cada uno de nosotros.

Un familiar mío muy cercano, un ser muy querido y admirado que soñaba con tecnología toda su infancia y tuvo la valentía de convertir su sueño en su modo de vida, me preguntó, no hace tanto, que por qué no veía mas allá de Apple en mis compras tecnológicas, que qué demonios pasaba con esa manzana mordida que nos volvía a todos locos. En aquel momento no supe contestar porque no tenía la respuesta, salvo en mi subconsciente. Ahora, desde esta mañana, si puedo contestar.

El logotipo de la manzana mordida no tiene valor por si solo, pero es un símbolo poderoso de libertad y de no dejar pasar las oportunidades. Morder la manzana a pleno diente, captar el sabor de la vida a cada bocado sin pensarlo, saborear la existencia como algo efímero que pronto se pudrirá y perderá su sabor. Es otra forma, gráfica, de decir lo mismo que decía el poeta francés Ronsard con palabras y con rosas: "Vivez si m'en croyez, n'attendez à demain. Cueillez dès aujourd'hui les roses de la vie"

"Vivid si me creéis, no esperéis a mañana. Cosechad desde hoy las rosas de la vida."

No vivir la vida en ojos de otro, no existir para cumplir sueños ajenos, no vivir una vida mediocre por complacer la frustración de aquellos que no la vivieron plenamente y nos aconsejan, creyendo pensar en nuestro bien, que renunciemos a sueños, según ellos, imposibles. Ese es el significado de la manzana mordida, ese símbolo que asusta tanto la consciencia de nuestra sociedad judeocristiana y condicionada, ese símbolo que nos atrae tal un pecado carnal sin que sepamos conscientemente porqué, pero cuyo sentido para nuestro subconsciente e instinto crea en nosotros una atracción inmediata.

"No temamos al seguir nuestro instinto. De alguna manera, él conoce mejor que nosotros mismos lo que es correcto." Steve Jobs

La genialidad no es una calidad innata, o si lo es, necesita trabajo, empeño, paciencia, impulsividad, tozudez, inmadurez y mucha audacia para hacer mella. Genera violencia en quien la posee, en quien la defiende, porque debe enfrentarse al conformismo e incredulidad de la mentalidad de su tiempo.
La Historia ha dejado para la eternidad muchos nombres en libros, nombres que solemos mentar continuamente sin recordar que antes de serlo fueron ante todo personas de carne y hueso, con impulsos, debilidades, necesidades y sentimientos...como nosotros. Personas que tuvieron que enfrentarse a la mediocridad de su existencia en algún momento, que tuvieron que llorar de desesperación dándolo todo por perdido, que se vieron frustradas numerosas veces en su empeño y que, seguramente, en algún momento, se habrán preguntado a si mismas "¿Estaré realmente loco?"

Steve Jobs fue de esas personas y hoy, por desgracia y por suerte a la vez, se convierte en uno de esos nombres en libros que la Historia deja para la posteridad, para la imaginación y para la inspiración de miles de millones de personas en todo el mundo...¿Quien sabe cual de ellas será mañana otro nombre para la Historia?

Todos podemos hacer nuestros sueños realidad, todos tenemos el potencial para llegar a lo mas alto. Cada uno de nosotros tiene lo mas preciado: el poder de cambiar el mundo.

Este es el legado de un ser humano excepcional, de una persona extraordinaria como sus predecesores, de alguien que nos permite recordar que todos podemos ser seres humanos excepcionales porque todos tenemos lo que hace falta para hacerlo si estamos dispuestos a pagar el precio.

Gracias por tu ejemplo, Steve Jobs.

miércoles, 5 de octubre de 2011

¡Hablemos del iPhone!...¿Qué pasó?

Es cierto que las expectativas generadas en cualquier presentación de Apple superan lo presentado. Por lo que, generalmente, la sensación inicial es de decepción ante lo enunciado por rumores que, a fuerza de repetirse, parecen confirmarse y se equiparan a certezas de forma engañosa. Todo eso ya se sabe y, salvo contadas excepciones, los comentarios negativos "post-keynote" son ya un ritual muy previsible.

Aun así, no consigo deshacerme de la extraña y aterradora sensación de que la presentación de ayer es el réquiem de una era ya finalizada. Una década apasionante en la historia de la tecnología que Apple ha dominado con creces a base de innovación, arte y, seamos justos, toma de riesgo abismal en contadas ocasiones. Steve Jobs ya no está...y se nota. No por la falta evidente de carisma de Tim Cook, que resulta mas ser el contable que el capitán del barco, tampoco por unos directivos parafraseando constantemente conceptos ya sobradamente desarrollados por Scott Forstall y un tan serio como pálido Steve Jobs (seguramente ya consciente de que seria su ultima aparición publica) en la WWDC de junio ; sinó por la sensación inequívoca de que este nuevo iPhone se ha hecho sin hambre y sin locura.

"Stay hungry. Stay foolish." Steve Jobs

No hay chispa. Ese es el problema. Lo que han presentado no deja de ser un Galaxy SII "made by Apple". Un producto que resultará obsoleto dentro de pocos meses, cuando la competencia se haya encargado de superarlo, o cuando el tímido pero escalofriante Windows 8 llegue al mercado. Da la sensación de que se ha hecho lo mínimo, convirtiendo a los genios de la manzana en eficientes pero desvinculados "funcionarios" (no me malinterpreteis, muchos funcionarios son muy profesionales) pendientes de la hora de fin de turno para salir del curro.

El caso es que el único en haber hecho los deberes es Scott Forstall con el impresionante asistente personal Siri que, mediante voz, permite comunicar con el dispositivo e interactuar con él. Realmente un avance importante en la forma de comunicar.

Esperemos que Apple salga de su depresión y siga maravillandonos. Y si no, habrá sido bonito mientras duró.

Últimos programas de podcast

COPYRIGHTS

Creative Commons License DULCES SUEÑOS Blog & Podcast including every single content (audio file, video file, picture file and documents) by Sebastian Vela is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Unported License. Based on a work at www.blogger.com. Permissions beyond the scope of this license may be available at http://creativecommons.org/.